Traducción

Quien Esta en Linea ?

Tenemos 19 invitados conectado

Comm100 Live Chat



Cocina, Comidas y Vinos

cocinaE-Book: La Cocina barata, sana y divertida en Internet 

Autor: N/D  Año: N/D  Paginas:255 

mas de 250 recetas de cocina , con las cuales usted podrá ofrecer  variedad a su familia de una forma sana y divertida ……. Recomendable.

 libre


E-Book: Nutricion Y Salud, El Desayuno Saludable 

desayuno

Autores : Ángeles Carbajal Azcona y José Antonio Pinto Fontanillo. Año: 2010 Paginas: 64

Sinopsis:Una dieta adecuada a nuestras necesidades puede considerarse como uno de los soportes permanentes en el mantenimiento o recuperación de la salud y el desayuno, como una comida más del día, contribuye notablemente al resultado final de lo que podemos entender por una alimentación equilibrada. Bien es cierto que los cambios actuales en los hábitos y estilos de vida han perjudicado especialmente este espacio nutricional de cada comienzo de jornada. Sabemos que una parte de la población no desayuna con regularidad, o bien lo hace de manera insuficiente, no cubriendo las necesidades energéticas recomendadas, ni tampoco el aporte de nutrientes. Un desayuno adecuado reafirma ya desde la mañana el compromiso con un tipo de vida saludable, ayudándonos a afrontar mejor nuestros quehaceres, ya sean físicos o intelectuales. A través de esta publicación, avalada por numerosas referencias a otros tantos trabajos científicos, queremos poner de manifiesto la importancia de recuperar y mejorar el hábito de desayunar en las personas adultas, e instaurarlo del modo más conveniente en los más jóvenes. Así mismo, confiamos en que sea de la mayor ayuda en la promoción de la salud nutricional desarrollada en las aulas. 

descarga gratuita

 


adelgazarE-book: No Consigo Adelgazar.

Autor: Pierre Dukan Año: 2010  Paginas: 336 (Letra Grande )

Sinopsis:Mi primer contacto con la obesidad se remonta a la época en que, siendo un médico muy joven, practicaba la medicina general en un barrio de Montparnasse, mientras me especializaba en Garches en un servicio de neurología repleto de niños parapléjicos. En esa época tenía entre mis pacientes a un editor obeso, jovial, prodigiosamente culto, aquejado de un asma agotador que yo le había aliviado a menudo. Un día vino a verme y, después de acomodarse en una butaca que gimió bajo su peso, me dijo: - Doctor, siempre he quedado satisfecho de sus cuidados, me fío de usted, y hoy vengo a verle para que me haga adelgazar. En aquel entonces yo sólo sabía de la nutrición y la obesidad lo que habían tenido a bien enseñarme en la facultad, que se resumía en proponer regímenes hipocalóricos, variantes de comidas en miniatura idénticas en todo a las normales pero con cantidades liliputienses que hacían sonreír y huir a los obesos, grandes vividores acostumbrados a vivir la vida a fondo y horrorizados ante la idea de tener que restringir lo que les hace felices. Yo rehusé, farfullando, argumentando, con toda la razón, que no dominaba las sutilezas de esa ciencia. - ¿De qué ciencia habla? He visto a todos los especialistas de París, a todos los adelgazadores del lugar. He perdido por mi cuenta más de trescientos kilos desde la adolescencia, y los he recuperado todos. Tengo que reconocer que nunca he sentido una motivación profunda, y mi mujer me ha perjudicado involuntariamente porque me ha seguido amando a pesar de los kilos. Pero ahora me quedo sin aliento sólo con girar los ojos, no encuentro ropa que me vaya bien y, para decírselo todo, empiezo a tener miedo de dejar la piel. -Para terminar, añadió esta última frase que, por sí misma, desvió bruscamente el curso dé mi vida profesional-. Póngame al régimen que quiera, prohíbame todos los alimentos que quiera, todo, menos la carne, la carne me gusta demasiado. 

descarga gratuita